Clasificación de los proyectos de inversión

Clasificación de los proyectos de inversión

Diversas clasificaciones, basados en diversos criterios:

De acuerdo al sector económico:

1.- Proyectos del sector primerio: Se refiere a caza, pesca, agricultura, ganadería y silvicultura.

2.- Proyectos del sector secundario: Implican la transformación de materia prima en productos terminados (p. ej. Fabricación de llantas, automóviles, refinación de petróleo, etc.) La característica de este sector es que se encarga de transformar materias primas en productos elaborados.

3.- Proyectos del sector terciario: Se refieren a todas aquellas asignaciones de recursos orientados a generar servicios para los consumidores (p. ej. Bancos, seguros, asesorías, etc. La característica de este sector es que sus productos son intangibles.

Según el punto de vista empresarial:

1.- Proyectos de reemplazo, mantenimiento del negocio: Son específicamente las inversiones que implican la reposición de equipos dañados. Estos proyectos de reemplazo son necesarios cuando las operaciones deben continuar.

2.- Proyectos de reemplazo, reducción de costos: Inversiones en equipos obsoletos cuya operación es muy costosa. En este caso la meta consiste en disminuir los costos de mano de obra, de los materiales o de otros insumos, tales como la electricidad (en este caso, es necesario destacar que, normalmente, las maquinas nuevas consumen menos energía).

3.- Expansión de los productos o mercados existentes: Inversiones en instalaciones de tiendas o canales de distribución que permitan ampliar la cobertura de mercados. Estas decisiones son más complejas porque requieren de un pronóstico explícito con respecto al crecimiento de la demanda.

4.- Expansión hacia nuevos productos o mercados: Inversiones que producen nuevos productos y/o logren la presencia de la empresa en mercados no atendidos. Estos proyectos implican decisiones estratégicas que podrían cambiar la naturaleza fundamental del negocio; además, requieren la erogación de fuertes sumas de dinero a lo largo de periodos muy prolongados.

5.- Proyectos de seguridad o ambientales: Desembolsos de recursos que permiten adaptar el funcionamiento de las empresas a las regulaciones del gobierno, lo cual incluye aspectos de seguridad ambientales. A menudo, estos gastos se denominan inversiones obligatorias o proyectos no productores de ingresos.

6.- Otros: En esta categoría se clasifican los desembolsos que se utilizan  para edificios, oficinas, tecnología para usos diversos y lotes de estacionamiento, ya que estos activos son necesarios para la operación de la empresa.

Imprimir
Acerca de { }

Contabilidad, cafeinómano (¿Quieres invitarme un café?) y fanático a la tecnología. Autodidacta en mis ratos libres. Creador y colaborador de este sitio.

Encuéntrame en Facebook, Google+, LinkedIn y Twitter.