Fuentes formales de Derecho Fiscal

  • La constitución.
  • El Proceso Legislativo y su producto: La Ley.
  • Los reglamentos Administrativos.
  • Los Decretos – Ley.
  • Los Decretos – Delegados.
  • La Jurisprudencia.
  • Los Tratados Internacionales y
  • La Doctrina.

a) LA CONSTITUCIÓN.

La Constitución es la Fuente primogenia del Derecho Fiscal, puesto que va a proporcionar los lineamientos fundamentales básicos a los que deberá ajustarse el contenido de la legislación que integra nuestra disciplina.

En consecuencia, la Constitución es la Fuente por excelencia del Derecho, en cuanto determina la estructura del Estado, la forma de gobierno, la competencia de los órganos constitucionales y administrativos, los derechos y deberes de los ciudadanos, la libertad jurídica y determinados problemas básicos de una comunidad, elevados a la categoría de constitucionales, para mantenerlos permanente fuera de los vaivenes de los problemas políticos cotidianos.

En apoyo a lo anterior se debe observar el Art. 133 Constitucional.

“Esta Constitución, las leyes del Congreso de la Unión que emanen de ella y todos los Tratados que estén de acuerdo con la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema de toda la Unión. Los jueces de cada Estado se arreglarán a dicha Constitución, leyes y tratados, a pesar de las disposiciones en contrario que pueda haber en las constituciones o leyes de los Estados”.

b) EL PROCESO LEGISLATIVO Y SU PRODUCTO: LA LEY.

La Ley constituye la fuente formal más importante del Derecho Fiscal ya que, para alcanzar validez, absolutamente todas las relaciones que se presentan dentro del ámbito tributario deben encontrarse previstas y reglamentadas por una norma jurídica aplicable al caso. En tales condiciones resulta de especial interés el análisis del procedimiento encaminado a la creación de tales normas: (Art. 71 y 72 Constitucional)

  1. Iniciativa de Ley,
  2. La Cámara de Diputados como Cámara de Origen en materia tributaria
  3. Debate y Discusión camaral
  4. El veto y la sanción presidencial
  5. El refrendo del Secretario de Hacienda y Crédito Público
  6. Promulgación y Publicación
  7. Iniciación y Duración de la vigencia de la Ley Tributaria.

c) LOS REGLAMENTOS ADMINISTRATIVOS.

Son un conjunto de normas jurídicas de Derecho Público expedidas por el Presidente de la República con el único y exclusivo propósito de pormenorizar, particularizar y desarrollar en forma concreta los principios y enunciados generales contenidos en una ley emanada del Congreso de la Unión, a fin de llevar a cabo la ejecución de ésta última, proveyendo en la espera administrativa a su exacta observancia (Artículo 89, fracción I Constitucional).

La única finalidad de los reglamentos, es facilitar la exacta observancia de las leyes expedidas y de complementar algo que no está bien definido en las mismas, pero nunca de modificarlo, es por eso que se afirma que el reglamento es el instrumento de aplicación de la ley.

-LAS CIRCULARES ADMINISTRATIVAS.

Es un conjunto de reglas que se emiten para la interpretación de las disposiciones fiscales. Estas circulares pueden ser de carácter interno de la dependencia, expedidas por los superiores jerárquicos a sus inferiores para especificar la interpretación que debe darse a las leyes fiscales, con el fin de aclarar las disposiciones legales ya existentes, pero sin establecer obligaciones a los contribuyentes

Establece el Artículo 35 del C.F.F. “Los funcionarios Fiscales facultados debidamente podrán dar a conocer a las diversas dependencias el criterio que deberá seguir en cuanto a la aplicación de las disposiciones fiscales, sin que por ello nazcan obligaciones para los particulares y únicamente derivarán derechos de los mismos cuando se publique en el Diario Oficial de la Federación”.

d) LOS DECRETOS – LEY.

Se está en presencia de un Decreto–Ley cuando la Constitución autoriza al poder ejecutivo, sin necesidad de una delegación del Congreso de la Unión, ante situaciones consideradas como graves para la tranquilidad pública o de emergencia, para asumir la responsabilidad de dictar disposiciones que permitan la solución inmediata de los delicados problemas que lo hayan provocado, e implica como consecuencia la suspensión temporal de los procedimientos normales de expedición y aplicación de las leyes, para dar paso a una legislación de excepción, cuya vigencia deberá encontrarse limitada a la duración del propio periodo de emergencia. (Fundamentación Art. 29, 49 y 73 F. XVI numeral 2, Constitucionales).

e) LOS DECRETOS – DELEGADOS.

Son las leyes expedidas en forma directa y personal por el Presidente de la República, sin que medie una previa declaratoria de suspensión de garantías individuales, bajo el formato de Decretos, en virtud de delegación expresa de facultades operada en su favor por el Congreso Federal, en acatamiento de un mandato Constitucional, sobre determinadas materias relacionadas con el comercio exterior y con la economía nacional (Fundamentación Art. 49 y 131 2º párrafo Constitucionales).

Software de Facturacion Electronica

Si el contenido te gustó, clic aquí para suscríbete. No olvides compartirlo con tus amigos

Publicaciones relacionadas:

Acerca del autor

Israel Castro

Contabilidad, cafeinómano y fanático a la tecnología. Autodidacta en mis ratos libres. Creador y colaborador de este sitio.