Ley Antilavado y Estados Financieros

Compartido15veces

Ley Antilavado y Estados Financieros

Por C.P.C. Juan Manuel González Navarro
Integrante de la Comisión de Finanzas y Sistema
Financiero del Colegio de Contadores

Aunque todavía hay muchas dudas sobre esta ley y falta poner esmero en su revisión, puede ser un campo de oportunidad para los Contadores Públicos y para que los despachos independientes ofrezcan sus servicios.

Derivado de la publicación de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (vigente a partir del 17 de julio de 2013), en la cual se incluyen nuevas obligaciones a las llamadas “Actividades Vulnerables“, se generan muchas dudas alrededor de este tema, que no es nada nuevo en nuestro país.

Esperemos que muchas de las dudas que tenemos los estudiosos del tema se aclaren con la publicación del reglamento de la Ley, el cual se deberá emitir el 17 de agosto de 2013, según lo indica el artículo segundo transitorio.

Para empezar, a la fecha de elaboración de este artículo, podemos decir que el efecto de la nueva regulación en la opinión del auditor de los Estados Financieros de una entidad es nulo.

Los cambios y lo que permanece

La normatividad que regula la emisión de una opinión sobre información financiera está contenida en las Normas de Auditoría, y en ellas no hay cambios respecto de normas personales, de ejecución del trabajo y de información, que modifiquen el trabajo tradicional del auditor ni la opinión que emita en relación con las cifras revisadas. Ni tampoco hay adiciones que nos obliguen a revisar el Control Interno con relación al lavado de dinero.

La norma en materia de Auditoría de Estados Financieros y Fiscal no afecta la opinión del auditor referente a las cifras dictaminadas para entidades.

Por la parte de la revisión para efectos fiscales, la normatividad continúa sin cambios. Aunque aquí vale la pena señalar que existen obligaciones en los artículos 86, fracción XIX, Art. 97, fracción VI, Art. 133, fracción VII, Art.145 fracción V y Art. 154 Ter, de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que en algunas ocasiones omitimos revisar cabal su cumplimiento, y que la autoridad, para fortuna de muchos de nosotros los Contadores, tampoco ha puesto mucho esmero en la revisión.

Estas disposiciones, para quienes no las tienen muy presentes, se refieren a las obligaciones de los contribuyentes de informar a las autoridades fiscales de contraprestaciones recibidas en efectivo en moneda nacional o extranjera, así como en piezas de oro o plata, cuyo monto sea superior a 100 mil pesos. Donativos recibidos en efectivo en moneda nacional o extranjera, superior a 100 mil pesos. Como podrán darse cuenta estas no son nada nuevo en la legislación fiscal.

Lo que sí es novedad y los plazos están por vencer para las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades No Reguladas (Sofomes ENR), Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles) y centros cambiarios es lo siguiente:

  • 31 de diciembre de 2012 fue la fecha límite para el pago de cuota de 30 mil pesos por inspección y vigilancia de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), así como para capacitación anual en materia de prevención de lavado de dinero.
  • 21 de enero de 2013 fue la fecha límite para enviar a la CNBV el refrendo anual de los integrantes del Comité de Comunicación y Control.
  • Primero de marzo de 2013, límite para enviar el primer informe de revisión (auditoría) en materia de PLD ante la CNBV.

Como podemos ver, la reglamentación actual en materia de Auditoría de Estados Financieros y Fiscal no afecta la opinión que pueda tener el auditor referente a las cifras dictaminadas para las entidades, pero sí queda un plazo muy corto, que seguramente para cuando este artículo se publique ya habrán concluido.

Algo que quiero destacar es que si bien la Auditoría en materia de Prevención de Lavado de Dinero no es nueva, considero que es un área de oportunidad para expandir los servicios que los despachos independientes podemos ofrecer a nuestros clientes, también la consultoría a las llamadas actividades vulnerables para el debido cumplimiento de la Ley, así como de las sanciones tanto administrativas como de carácter penal para aquellos que por desconocimiento o por desidia cometan los sujetos obligados. En fin, hay un panorama que puede ser muy fructífero en el campo de la Contaduría Pública y que si no aprovechamos, nos van a comer el mandado otras profesiones como la de los abogados, economistas, administradores, etcétera, quienes están incursionando en un área que siempre ha sido privativa de la profesión contable.

Hay que prepararnos por si las autoridades deciden que en el dictamen de estados financieros para efectos fiscales debe incluirse la emisión de una opinión o informe sobre las medidas de prevención e identificación de operaciones que pudieran considerarse constitutivas del delito (coloquialmente conocido como lavado de dinero). Estemos listos para cumplir de manera profesional en tiempo y forma con esa obligación.

Este artículo se publicó originalmente en la Revista Veritas Marzo 2013 Páginas 12 y 13. El autor del mismo es C.P.C. Juan Manuel González NavarroIntegrante de la Comisión de Finanzas y Sistema Financiero del Colegio de Contadores 

Veritas | Marzo 2013

Descargar

Formato: PDF | Peso: 10.09 MB | Marzo 2013

Si el contenido te gustó, clic aquí para suscríbete. No olvides compartirlo con tus redes sociales.

Publicaciones relacionadas: