fbpx

Pagos por cuenta de terceros Ep. 008

En el podcast de esta semana hablé sobre la deducción de los pagos realizados por cuenta de terceros, de la polémica que se desató en redes sociales en torno a este asunto y de estos temas:

  • De los 30 años que está cumpliendo la WWW (World Wide Web).
  • De lLa alianza del la SHCP y el INE para intercambiar información y fortalecer la recaudación en México.
  • Del primer estímulo fiscal al IEPS en gasolinas y Diesel.
  • De cómo identificar facturas falsas a través del portal del SAT.
  • Del problema de la comunicación en la profesión y del por qué no nos sabemos vender.

Los pagos efectuados por cuenta de terceros son deducibles

La semana pasada, el SAT publicó a través de su cuenta de Twitter una imagen que decía que «solicitar facturas en nombre de alguien más, te podría hacer cómplice de evasión de impuestos».

Algunos los usuarios expresaron su inconformidad con dicha publicación argumentando que debemos recordar que existe la figura de pago por cuenta de terceros.

Deducción de pagos por cuenta de terceros

La Ley del ISR establece que uno de los requisitos de las deducciones fiscales es que deba ser cubierta mediante transferencia, tarjeta de crédito o débito, o cheque nominativo cuando el monto a pagar excede la cantidad de 2 mil pesos.

Este requisito se complica cuando los pagos son cubiertos por cuenta de un tercero, que puede ser un trabajador o representante de la empresa.

Para tal motivo el RLISR en el artículo 41, prevé esta situación mediante la cual abre la posibilidad de que la deducción la realice un tercero por cuenta de la empresa y esta pueda hacerlos completamente deducibles.

Para ello el tercero deberá cumplir con las demás formalidades establecidas tanto en la Ley como en el CFF como si se tratase de una deducción propia.

A su vez, y como medida de control, la autoridad estable que el reembolso se deberá
efectuar mediante cheque nominativo a favor del tercero o bien mediante una transferencia bancaria.

Esto para ir cuidando los flujos y estar completamente seguros de que la empresa al final tuvo la deducción.

Esta situación la podemos reforzar con un criterio establecido en la revista del entonces Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa publicada en el mes de Agosto 2010 (página 241) que apoya esta situación, que si bien es cierto dicho criterio apunta a la legislación anterior, en este caso la LISR 2010, su aplicación e interpretación sigue vigente toda vez que los preceptos actuales guardan el mismo espíritu.

Menciones en este episodio

Post relacionados

Cerrar menú

Suscríbete

Suscríbete al podcast y no te pierdas el siguiente episodio.

 

Descuida, odiamos el SPAM tanto como tu.